Cryptocentrus leptocephalus

Cryptocentrus leptocephalus (Bleeker 1876)

Nombre común: Gobio de Singapur rosado o Gobio manchado vigilante - Familia: Gobiidae – Gobios, bocones.

Especie de gobio de relativo tamaño especialmente indicado para todo aquel que se aventura a dar sus primeros pasos en la acuariofilia marina. Se trata de un animal bastante resistente siempre relacionado con el sustrato dotado de una gran coloración a base de manchas y puntos rosados y blancos ribeteados en azul en la parte de la cabeza para transformarse en rayas verticales de igual tonalidad distribuidas hasta el nacimiento de la aleta caudal. En los arrecifes estos gobios realizan simbiosis con múltiples especies de camarones como el camarón pistola y el camarón ciego con los que comparten morada siendo el pez los ojos, de movimiento independiente, que alertan al camarón ante cualquier amenaza. El C. leptocephalus como otras especies de Gobios son capaces de sujetarse y elevarse sobre sus aletas ventrales lo que le da un aspecto de estar siempre alerta. Es una especie territorial que puede realizar algún altercado con otros Gobios en la competencia por el territorio y posee cierta habilidad para la fuga por lo que deberemos mantener la precaución de mantener tapado el acuario o al menos tener alguna lona de rejilla como protección si este esta destapado. Tamaño , puede alcanzar tamaños superiores a los 10 cm.

Habitat: Originario del Océano Indo-Pacífico en donde puede ser encontrado en fondos arenosos cercanos a los arrecifes.

Tamaño del acuario: Aunque no es una especie relativamente grande y sea compatible con múltiples especies de animales, no es conveniente mantenerlo en acuarios inferiores a los 200 litros sobre todo si mantenemos más de un ejemplar.

Condiciones del agua: Dentro de los valores habituales para el acuario de arrecife: Densidad entre 1.020 y 1.024, Ph entre 8 y 8,3. No es una especie especialmente sensible a los compuestos nitrogenados aunque conviene mantenerlos bajo control.

Temperatura: Entre los 24 y los 27º C.

Mantenimiento: Es recomendable mantener fondos de arena o grava de diversa granulometría. Si mantenemos el fondo sin arena la roca viva será la base sobre la que reposen los animales aunque no podremos disfrutar de sus interesantes costumbres. No es un gran nadador ya que carece de vejiga natatoria. No supone un peligro para los camarones y el resto de invertebrados del acuario.

Alimentación: Compuesta principalmente en estado salvaje por plancton, algas e invertebrados bentónicos en cautividad puede ser alimentado con picadillos caseros a base de calamares, mejillones y pescados blancos, artemia y alimentos congelados especialmente para animales marinos en los que se incluya algún aporte vegetal. Es una especie muy voraz.

Diferencias entres sexos: Las diferencias entre sexos no son apreciables.

Asociación: El Cryptocentrus leptocephalus es compatible con los acuarios de arrecife y la mayoría de las especies que en él habitan. Es probable que en acuarios de dimensiones reducidas se produzcan altercados con especies de similares características.

Reproducción: Especie que aunque se haya logrado reproducir en cautividad , ésta no esta al alcance del aficionado medio. Su reproducción se produce normalmente en zonas de poca profundidad al refugio de construcciones rocosas sobre fondos de arena. Habitualmente son varias las hembras las que colocan sus huevos en un mismo nido custodiado por un único macho. Las larvas se desarrollan rápidamente alcanzando la madurez en pocos meses.

Grado de dificultad: Principiante, avanzado, experimentado.